Tener la capacidad de producir cáncer.