Un tratamiento con sustancias que viajan por el torrente sanguíneo y llegar a afectar a las células cancerosas en todo el cuerpo. Los tratamientos sistémicos incluyen la quimioterapia y la inmunoterapia.