Desaparición total o parcial de un cáncer, por lo general después del tratamiento.