Los lunares asociados con un mayor riesgo de melanoma. Son más grandes que los lunares comunes y generalmente son planos, pero pueden tener elevación y bordes poco definidos o borrosos con coloración irregular. También son conocidos como lunares atípicos.