Un tipo de terapia génica en la que los medicamentos hechos de ADN antisentido desactivan la función de genes en las células cancerosas.