Un medicamento inhibidor de la angiogénesis en estudio para el tratamiento de varios cánceres, incluyendo el melanoma metastásico. La droga fue utilizada como sedante y contra las náuseas de las embarazadas en la década de 1950, pero causaba defectos de nacimiento graves. Fue retirado del mercado hasta que fue aprobado para el tratamiento de la lepra en 1996. La talidomida no tiene graves efectos secundarios, cuando no es tomada por las mujeres embarazadas.