Una manera sistemática de realizar un autoexamen de la piel, comenzando en la parte superior de la cabeza y extendiéndose hacia la parte delantera del cuerpo y hasta la espalda.