Proteínas-marcadoras especiales que, cuando vinculadas a los fragmentos de antígeno en una célula presentadora de antígeno, permiten a las células T reconocer y neutralizar el antígeno. Los linfocitos T citotóxicos reconocen o «ven» los antígenos en el contexto de moléculas de CMH clase I. Las células T colaboradoras reconocen o «ven» los antígenos en el contexto de moléculas de CMH de clase II.